Cepas

Tiende a tener un cuerpo de medio a ligero, una notable acidez y sabores a ciruela verde, manzana y pera. En localizaciones cálidas los sabores se convierten en más cítricos y a melón y melocotón mientras que en localizaciones muy cálidas aparecen más notas de higo y frutas tropicales como la banana y el mango.

Está considerada, después de la chardonnay, la variedad más fina entre las cepas blancas de origen francés.

Entre sus rasgos diferenciales se destaca la equilibrada acidez, que se logra cuando la uva no es cosechada tan madura. Su versatilidad es amplia, casi para todos los gustos y los tiempos: produce vinos refrescantes, secos, agresivos o simplemente listos para beber. El Sauvignon Blanc es una variedad que se usa sola y en algunos casos la misma se combinada con la variedad Semillón obteniendo vinos finos blancos de excelente calidad.

La vid de la variedad Merlot es vigorosa, de porte erguido. No produce muchas racimas y aunque tiene buena fertilidad, es de producción media baja. Los racimos de la variedad son cónicos alargados, no muy apretados, con hombros bien marcados, pero de tamaño medio o pequeño. Sus raspones suelen estar coloreados. Las uvas son de forma cónica, pequeñas y de tamaño uniforme en el racimo, la piel es muy gruesa y oscura. El vino merlot se caracteriza por su finura y suavidad, sin dejar de ser aromático y carnoso. Es de color rubí muy intenso, de graduación mediana y envejece rápidamente sin perder calidad.

Los vinos realizados de syrah suelen tener mucho sabor y buen cuerpo. La variedad produce vinos con un amplio rango de sabores, dependiendo del clima, el terruño donde crece la vid y las prácticas de la viticultura.

Los aromas pueden variar de violetas, frutos oscuros, chocolate, café espresso y pimienta negra. No hay ningún aroma que pueda considerarse típico de este vino, aunque si que suelen presentarse aromas a zarzamora y pimienta. Las notas de sabor y aroma se moderan y luego se complementan con notas terrosas, tales como el cuero y trufa.

Los vinos tintos con Petit Verdot son de un rojo a violeta, intenso y brillante. En crianza en madera desprenden notas intensas a frutos rojos, ciruelas y moras combinados con otros complejos aromas de caramelo, vainilla y moca. En boca son grasos y carnosos, de gran amplitud. Son equilibrados en acidez y de taninos dulces.

La Petit Verdot es una variedad de maduración tardía. Su principal papel en los ensamblajes es, a veces con sólo incorporar pequeñas cantidades de un 10%, aportando a la mezcla, carga tánica, intensidad de color y aromas.

Cuando se vinifica solo, Vermentino produce un vino blanco seco monovarietal que es a la vez ligero y aceitoso y tiene un color amarillo pálido. Se puede usar para mezclar con otras variedades de uva.

En este caso, debido a su baja acidez, aporta ligereza y frescura a los vinos. Los aromas liberados por esta variedad de uva son múltiples . Hay una nota de manzana fresca, almendra verde, especias dulces, espino, pera madura y piña fresca.

Viñedos y Cepas

Leopoldo y Simone han conseguido el perfecto equilibrio entre tradición y tecnología en su finca, creando una empresa que está en constante evolución y crecimiento, enfocados siempre en ofrecer al cliente los mejores vinos.

La apuesta de futuro de Delea a Marca está en el cultivo de distintas variedades de uva y en la creación de nuevos vinos de calidad

Vendimiando cuidadosamente la uva durante las frescas noches de Villablanca y procesándola de inmediato en sus bodegas con la más avanzada tecnología, están consiguiendo el reconocimiento del sector y los consumidores, vendiendo íntegramente su producción anual.

El exhaustivo control de la materia prima, ya característico de la casa, seguirá siendo enseña como valor añadido de todos los productos que cobran vida en nuestras bodegas.